¡Buscando el fresquito!

Ante las altas temperaturas que nos agobian estos días, las seños y las profes de todas las etapas del centro se las ingenian para reducir el calor que padecen los chicos y chicas del centro.

Se ha movido toda actividad física a las primeras horas de la mañana, y cuando no ha sido posible se ha cambiado a otro tipo de actividad que no exponga al alumnado al calor.

En las horas previas al recreo la mayoría de las clases se hacen al aire libre, mientras que para las sesiones a partir de las 12:30 se buscan espacios como los pasillos, la entrada y otras zonas que han conservado algo de fresco.

 

Los profes han cambiado la tiza por el espray nebulizador, los “regamos” a cada momento, y si se te olvida alguno… te lo reclama enseguida.

¡Son unos campeones y campeonas! Van a todas partes con su botella de agua y reciben estos cambios como una novedad agradable y divertida.